REMEMORAMOS EL PATRIMONIO

Este domingo 8 de mayo, se llevo a cabo, dentro de los actos del Festival de Arquitectura de Barcelona, promovido por COAC y el Ayuntamiento de Barcelona, y que estábamos invitados el CII y la Parroquia, la jornada de revalorización del Templo parroquial y de la Capella dels Segadors. 

El acto estuvo dividido en tres partes. La primera, presentada por Manel Marín, historiador y vicepresidente del CEII, se centró en la historia de la parroquia y de la Capella del Sant Crist dels Segadors, desde el siglo X hasta finales del siglo XX. En la segunda y la tercera, presentada por Esteve Cabré, doctor en Arquitectura y parroquiano, se explicó el proceso de la rehabilitación de la cúpula desde el año 1995 hasta 2020, así como el proceso llevado a cabo. Posteriormente se hizo referencia al Plan Director para completar el resto de las intervenciones pendientes como son la Capella dels Segadors, las pinturas murales del pintor de Sant Andreu, Verdaguer, o el campanario.

A continuación, la arquitecta Anna Solé, expuso su Proyecto Final de Carrera, que se enmarca dentro de la pacificación y recuperación de la antigua Plaza Mayor, actual Plaza Orfila, así como del entorno como futura “superilla” del pueblo de Sant Andreu.

El acto contó con la presencia del rector Mn. Toni Roman, la Concejal del Distrito, Ilm. Sra. Lucía Martín; de la Gerente del Distrito, Sra. María Gas y del conceller portavoz de Sant Andreu de ERC, Sr. Carlos Rodríguez. La Decana de la Delegación de Barcelona del COAC, Sra. Sandra Bestraten clausuró el acto con los agradecimientos.

En 1850 la iglesia de Sant Andreu de Palomar se quedó pequeña y se decidió reconstruirla para ampliarla, a cargo del arquitecto Pere Falquès i Urpi. El Día de Corpus de 1881 se inauguró el ábside, la sacristía, la capilla, el crucero, el presbiterio y la cúpula. Sin embargo, el 9 de agosto de 1882 se desplomó la cúpula ocasionando 7 muertos y 11 heridos. Falquès abandonó la obra, que fue encargada a Domènech i Estepà, quien reconstruyó la cúpula, haciéndola doble, con 68 metros de altura. El 5 de marzo de 1889 se terminó el campanario y en 1904, la fachada. 

Después de demasiados años con la cúpula cubierta por una malla para evitar que los diferentes elementos que tenían peligro de desprendimiento cayeran sobre los tejados, causando más desperfectos; o a la calle, con el consiguiente peligro para los viandantes, se pudo llevar a cabo la restauración de la cúpula. Los azulejos fueron clasificados y tipificados, y recolocados en su mayoría. Los que fueron sustituidos son los que ofrecemos en esta campaña de sensibilización con el patrimonio. Se puede consultar el Plan Director en la web de la parroquia (www.parroquiasantandreupalomar.cat).

Estos azulejos han permanecido en la cúpula durante más de 130 años, tienen, por tanto, un valor histórico, además de un valor sentimental para los que apreciamos la parroquia y para todos los que la admiramos desde las calles de nuestro pueblo. ¡Llévate, pues, un trozo de la cúpula a casa! Por un donativo igual o superior a 15 euros se contribuye a preservar nuestro patrimonio. 

Cada uno de estos “viejos” azulejos, ha sido extraído de la cúpula exterior y queremos que forme parte de cada una de las familias del pueblo de Sant Andreu de Palomar. 

Esteve Cabré

Otras noticias de la Parroquia

Quarema 2024

“A través del desert Déu ens guia cap a la llibertat”, aquest és el títol del missatge del Papa Francesc per aquesta Quaresma 2024. I

Leer más...

Contacto

Campanas-Parroquia-Sant-Andre-Barcelona
Aquest lloc fa ús de cookies per millorar la teva experiència    Más info
Privacidad