¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro ”caminar juntos"?

A esta pregunta respondimos en el primer encuentro sinodal del 25 de febrero y también en la encuesta on-line que os propusimos previamente. La mayoría de las respuestas, hace referencia a las actitudes y maneras que hemos tenido; se trata de una base sobre la que edificar las propuestas concretas. Ya avanzaremos en ellas en el próximo encuentro. A continuación encontramos las respuestas recogidas. Hemos intentado no repetirlas y agrupar las que son similares; no tanto en orden de más a menos opiniones coincidentes ni tampoco con ningún criterio de relevancia. Solo es una relación de respuestas.

Esto es lo que se recogió como actitudes de fondo:

  • ESCUCHARNOS, DIALOGAR
  • Comprender y RESPETAR a quien no piensa como nosotros. Ver lo que nos une, más que aquello que nos separa. Aceptar la diversidad. No JUZGAR.
  • Sentirnos FAMILIA, estar más atento a los demás. Tomar conciencia de la COMUNIDAD, también con la diócesis y la Iglesia universal. Más colaboración y “germanor”, mucho más amor. Acercarnos más a los demás para conocernos mejor y tener más confianza. Dirigirnos a cada persona sabiendo que Dios la ha pensado personalmente y tiene un plan único para ella. Construir relaciones y establecer vínculos. Ir en una sola dirección: ayudarnos más para SERVIR mejor. Salir del individualismo y pensar más en los demás.
  • Sentirnos animados a PARTICIPAR en los dos o tres espacios de encuentros sinodales. CONSENSUAR y DISCERNIR, nos ayudará más a ver qué tenemos que hacer para mejorar nuestro camino unidos. Aprovechar la oportunidad que nos ofrece este proceso sinodal. Más implicación LAICA. Más COMPROMISO. Ser parte activa. Participar más en la parroquia con más (feli)facilidad. Que las personas mayores participen más en la misa familiar y se ha de sentir acogida. Fomentar que la gente joven participe y se sienta bien. Hacer más voluntariado y así la gente nos puede ver.
  • La FORMACIÓN de los laicos es muy importante para que se sientan más capaces de TOMAR LA PALABRA, de hacerse CORRESPONSABLES y participar en las DECISIONES. También para que se les escuche y valore.
  • Profundizar en lo que significa ser Comunidad y Pueblo de Dios. Inspirarnos en las primeras comunidades.
  • Vivir más el PERDÓN. Ser más autocríticos, reconocer errores.
  • Intentar conseguir más participación de los pequeños. Cuidar más la pastoral de los jóvenes.
  • Dejar al margen la política.
  • Silencio. Reflexión. Búsqueda. Plegaria. Dejarnos conducir por el Espíritu, estar abiertos y dispuestos a cambiar, a dejarnos renovar.
  • Tener más presente la importancia de Jesús. Vivir más el Evangelio.
  • Ser más coherentes, para ser mejores testimonios de Él. Vivir la alegría de la fe. Vivir la esperanza. No esconderse de nada, hablar abiertamente de Dios en nuestro entorno, no callarse, compartir las propias creencias, pero sin imponer. Tener relación con todos los vecinos, saber de ellos.
  • Estar atentos a los nuevos tiempos y saber adaptarnos al momento actual sin perder de vista el mensaje de Jesús. Sentirnos interpelados continuamente para resituarnos.

Otras respuestas hacen referencia a aspectos que habría que cambiar de la Iglesia, relacionados con la organización, la jerarquía, el estilo:

  • La importancia de la mujer en la Iglesia. Que las mujeres se puedan ordenar.
  • Que la iglesia sea más transparente con los casos de corrupción, pederastia, etc.
  • Que los sacerdotes no tengan voto de castidad.
  • Que los sacerdotes estén mejor repartidos. Hay lugares donde hay muchos sacerdotes y otros, donde hay uno para varias parroquias.
  • Construir una Iglesia plenamente democrática. Ser Pueblo de Dios de pleno derecho. Que la sinodalidad sea un hecho. Los aspectos que no puedan ser democráticos que sean consensuados.
  • El Evangelio es intocable, pero habría que cambiar las maneras, el lenguaje, los conceptos como el de “pecado”, para hacerlos más cercanos a la sociedad. Ser una Iglesia más atractiva.
  • Es necesario modernizar la Iglesia adecuándola a los nuevos tiempos.
  • Una Iglesia más pobre, menos “parafernalia” obsoleta, más cercanía a todos los que ya vienen a misa, más acercarnos a Jesús.
  • Más humildad. Más proximidad al pueblo.

Pero también, hay algunas acciones concretas, algunas son propuestas que personalmente, individualmente, las podemos hacer nosotros; otras son comunitarias:

  • Al terminar la Eucaristía salir, al menos, para saludarnos y conocernos. Sería bueno disponer de 2 ó 3 personas que acogieran a la gente que viene a la parroquia y que no conoce a nadie.
  • Puede ser un encuentro juntos, una vez recogidas las encuestas, valorando los resultados y proponiendo juntos propuestas concretas y a nuestro alcance, valorables cada 4 meses, hasta el Sínodo.
  • Organizar una charla de formación que ayude a ser iglesia, sentirnos iglesia, para vivir en comunión, participación y misión. Responsabilidad que nos viene del Bautismo y que tenemos que vivir.
  • Formación en la a de Dios. Reuniones.
  • Hablar en las homilías de la doctrina social de la Iglesia.
  • Realizar actividades que hagan actuar conjuntamente a múltiples grupos de la comunidad. Organizar actividades en comunidad, como por ejemplo oraciones conjuntas o en grupos.
  • Se necesitan voluntarios para ayudar en lo necesario. A veces pienso, que los preferidos de Dios son los pobres, los más desvalidos, no los vemos, no están en el templo. En otras ocasiones pienso en cómo Jesús después de salir del templo liba a su encuentro por los caminos. ¿Lo hacemos nosotros?
  • Hacer un anuncio para dar a conocer a Jesús.
  • Integrarnos en algún grupo.
  • Más comunicación e información de las decisiones que se toman en las reuniones del arciprestazgo, todo ello en los dos idiomas.
  • Hay personas que vemos poco en las celebraciones o que, directamente, no son católicos practicantes, pero que están siempre dispuestos a ayudar y que tienen actitudes muy cristianas. Quizá habría que preguntarnos por qué no están.

También es importante valorar el camino que ya se está haciendo:

  • La parroquia de Sant Andreu hace mucho por mejorar nuestra participación. Enhorabuena y gracias a todos los que lo hacen posible.

¡Pensemos un poco!

Nos encontraremos de nuevo el viernes 1 de abril a las 20.15h para continuar avanzando y concretando este camino sinodal, mientras tanto encontraréis en la entrada de la iglesia un buzón donde podréis dejar vuestros comentarios o también en este enlace: https://forms.gle/ Xy8s9knsdju3G9QJA

Quins passos ens convida a fer l’Esperit per créixer en el nostre “caminar junts”?
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Otras noticias de la Parroquia

Contacto

Campanas-Parroquia-Sant-Andre-Barcelona
Aquest lloc fa ús de cookies per millorar la teva experiència    Más info
Privacidad